jardin-ecologico-flora-vitae-vivero-costa-rica-zacate-plaga01

Para lograr mantener un césped verde y esplendoroso es fundamental estar alertas y prevenidos antes plagas y hongos. Te mostramos una serie de medidas preventivas para no tener que curar cuando ya sea demasiado tarde.

Para prevenir que se produzcan infecciones o infestaciones de hongos y plagas en nuestro césped lo principal es mantenerlo fuerte y bien cultivado a través del riego adecuado, la siega, la fertilización y la aireación. El riego se debe dar en su medida justa, ni poco ni en exceso. Es preferible además hacerlo en el amanecer antes que en la noche.

Las plantas que elijamos deben ser adecuadas al clima, suelo y condiciones del jardín. Una mala elección puede significar que la planta crezca débil, no viva bien y por tanto sea presa fácil para plagas y enfermedades.

Las Plagas y como combatirlas

Las plagas más comunes son:

-Los gusanos del suelo que son muy dañinos y frecuentes. Se los combate con productos a base de Piretrinas o con la materia activa Clorpirifos. El tratamiento se debe repetir cada 10 o 15 días.

Los hongos más graves son el Fusarium, Rizoctonia, Mancha de dólar, Pitium, Hilo rojo y Helmintosporium. Para prevenirlos se deben hacer tratamientos fungicidas cada mes de la primavera o cada 12 días. En caso de ver síntomas de hongos se deberá tratar inmediatamente y repetir a los 10 días. Si las mancha no se extienden el tratamiento ha funcionado.

Es fundamental un abono y una fertilización adecuados. La falta de abono hace que la hierba crezca poco y presente un color verde pálido. Son recomendables los fertilizantes de lenta liberación porque sueltan el nitrógeno poco a poco. El exceso del mismo favorece la aparición de enfermedades. El potasio es un elemento importante porque aumenta la resistencia natural de la planta a enfermedades y plagas.

El césped no debe ser cortado cuando este mojado ni a un corte muy bajo. El pasto cortado debe ser recogido. Tanto en verano como en invierno así como cuando sufra algún accidente se recomienda dejarlo un poco más alto de lo normal así tendrá más raíces y estará más fuerte para aguantar mejor estos dos periodos complicados.

Los tratamientos químicos preventivos se justifican si una plaga o enfermedad apareció el año anterior. En tal caso, es lógico que vuelva a manifestarse y puedes tratar incluso sin ver síntoma alguno.